Teaser Cryo Treatment
at -110 °C
Elija un idioma

La historia de dos saunas: Calor y frío

El calor extremo y el frío extremo pueden estar en polos opuestos del espectro de temperatura, pero cuando se trata de bienestar, ambos ofrecen grandes beneficios para nuestra salud física.

El calor extremo de la sauna - típicamente alrededor de 80C pero incluso llegando hasta los 110C o más para los verdaderos adictos a la sauna - es la más conocida de las aplicaciones de terapia de calor. Hoy en día, ninguna instalación de bienestar que se precie, desde spas de lujo de 5 estrellas hasta clubes de fitness locales podrían estar sin sauna.

Hay restos de saunas o casas de sudor que se remontan a la Edad de Piedra, y fueron comúnmente usadas por las antiguas tribus mayas e incas de América del Sur. 

La invención de la sauna de madera tradicional como la conocemos hoy en día es ampliamente atribuida a Finlandia. Esta pequeña caja caliente primero atrajo la atención del mundo en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, cuando el equipo finlandés construyó una en su barrio de la Villa Olímpica, y parte de los éxitos deportivos del equipo fueron atribuidos a su uso.

La terapia con frío también tiene su lugar en la historia, y su uso se remonta tan lejos como la antigüedad griega, mientras se sabe que los antiguos egipcios también utilizaban compresas frías especiales para aliviar el dolor.

Llegó a estar bien establecida en los siglos 18 y 19 en el norte de Europa, especialmente en Alemania y Austria, donde era costumbre utilizar algún tipo de hidroterapia fría o un baño de hielo para hacer frente a una variedad de dolencias.

 

Alrededor de esa época a un sacerdote bávaro llamado Sebastian Kneipp (1821-1897) se le ocurrió la idea de usar las temperaturas frías y calientes a la vez para promover el bienestar. La terapia Kneipp es aún ampliamente utilizada en balnearios europeos y supone el uso alternativo de duchas de agua caliente y fría, baños y compresas.

Una terapia de frío totalmente moderna

Sin embargo, mientras la mayoría de la gente puede imaginarse sudando en una sauna o tomando un corto chapuzón en una piscina helada, el concepto de la Cold Sauna (que a una temperatura de menos 110C es el opuesto directo del potencial de calor de más de 110C de una sauna habitual) presenta una nueva aventura de bienestar general - y un pequeño salto de fe hacia lo desconocido.

La crioterapia de cuerpo entero (en una crio cámara) fue inventada por el profesor Toshiro Yamauchi en 1980 como un tratamiento para la artritis reumatoide, mientras que las primeras saunas frías aparecieron en Europa a partir de 1984, presentadas por el profesor de reumatología alemán Reinhard Fricke.

Desde el comienzo del nuevo milenio, la Cold Sauna de estilo moderno representada por el icelab de Zimmer MedizinSysteme ha expandido  su uso en los ámbitos de la formación deportiva y la salud y el turismo médico en el sector del destino de spa de lujo - ofreciendo excelentes y variados beneficios a todos los que la utilizan.

 

Entonces, ¿sus clientes del Spa están listos para una aventura genial? No hay necesidad de tener miedo. De la misma manera que su sauna caliente no les hervirá como un huevo !le prometemos que nuestro icelab tampoco los convertirá en carámbanos!